Pinturas rupestres del Pla de Petracos



La provincia de Alicante tiene lugares fascinantes y a la vez desconocidos como el Pla de Petracos de Castell de Castells. Se trata de un yacimiento de arte rupestre del Neolítico antiguo (hace 8.000 años), compuesto por ocho abrigos de poca profundidad, en los que en cuatro de ellos se conservan representaciones de pintura Macroesquemática. En otro abrigo, situado a pocos metros de este conjunto, también se encuentra una pequeña representación de arte Levantino, cronológicamente posterior. 
Este santuario, descubierto en 1980, constituye uno de los ejemplos más representativos e importantes de Arte Macroesquemático de toda Europa y están declaradas Bien Cultural.

¿Cómo llegar? 

Estos abrigos se encuentran ubicados en el Barranc de Malafí, dentro del marco geográfico de las Sierras de Mariola, Benicadell y Aitana. Para llegar tendréis que tomar la estrecha pista que parte desde el km 7 de la carretera (CV-720) que va de Benichembla a Castells de Castells. Está muy bien indicado, no tiene pérdida. En poco menos de 2km llegaréis a un pequeño aparcamiento (caben  unos cinco coche) y justo en frente veréis los abrigos. mapa

A escasos metros del yacimiento se encuentra la ermita del Pla de Petracos. Se trata de un pequeño edificiodel siglo XVII de planta cuadrangular con gruesos muros y contrafuertes que le dan un aspecto templo románico. Desgraciadamente se encuentra en ruinas.
  
Una vez en la zona del aparcamiento, hay que tomar un pequeño sendero y después unas escaleras que llevan hasta los distintos abrigos. La subida a penas tiene desnivel por lo que no entraña dificultad alguna, aunque sí que hay que tener un poco de cuidado con la subida al abrigo de la derecha (arte Levantino) ya que la piedra del suelo es bastante resbaladiza. 

¿Qué ver?


Ya en la zona de los abrigos hay paneles nos explican qué representan las distintas pinturas. Para los que no conozcáis mucho este arte os cuento que la característica principal de la pintura macroesquemática es la composición de su pigmento, ya que es muy densa; de aspecto pastoso y de un color rojo oscuro. Por este motivo, y pese que los abrigos están a una cierta distancia del espectador, son perfectamente visibles e identificables. Yo he visitado bastantes pinturas rupestres en la zona de levante y puedo asegurar que éstas son las mejores que he visto. Son impresionantes. La imagen más representativa es la conocida como "los orantes". Se trata de dos figuras, de apariencia humanoide, con los brazos erguidos que evocarían algún tipo de ritual religioso. A la figura principal le salen de la cabeza unas pequeñas líneas que hacen pensar que pudiera tener relación con el culto solar. También tiene a su alrededor  unas líneas de  trazos más gruesos de las que no se sabe con seguridad qué podrían representar. 
 En los otros tres abrigos podremos contemplar otras figuras humanas y diversas líneas serpentiformes, de las que se dice que podrían ser representaciones sobre temas alusivos a la familia, los animales y a la fertilidad. En cualquier caso, son todo interpretaciones ya que algo que distingue este tipo de arte es que no es una representación fiel de la realidad, como muestra la pintura levantina (la Sarga, Albarracín...) en la que podemos reconocer perfectamente las escenas de recolección, de caza y de ritos. Por eso, la pintura macroesquemática es única y resulta tan interesante verla y conocerla. 

El último abrigo, ubicado la derecha del santuario podemos ver una pintura, de unos 7 cm, que representa un ciervo herido. Esta figura, formaría parte de una escena de caza, propia del arte Levantino, de la que solo se ha conservado el animal. A simple vista cuesta de ver pero os ayudará una vara metálica que señala justamente el lugar donde se encuentra. 
Antes de regresar a la zona del parking os recomiendo que entréis en la cueva del santuario, que aunque no tiene pinturas en su interior es interesante de ver, además, es bastante grande.


Para final la visita podéis visitar en Castell de Castells el museo Etnológico y la Sala de Arte rupestre, donde hay una exposición de diversos objetos relacionados con las labores domésticas y la actividad agrícola tradicional y una serie de materiales audiovisuales sobre el Pla de Petracos y sobre el arte Neolítico. 













Comentarios