Calzada del Gigante (Irlanda del Norte)

martes, 23 de septiembre de 2014

| | |



La calzada del Gigante (Giant’s Causeway) se encuentra en el condado de Antrim, a unos 3km de Bushmills, en la costa nororiental de Irlanda del Norte.

Se trata de una espectacular formación de más de 40.000 columnas basálticas, producto de una gran actividad volcánica. Los enfriamientos sucesivos de lava de hace más de 60 millones de años generaron estas espectaculares columnas de forma hexagonal que fueron declaradas patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1986.



La leyenda que dice que fue el gigante Finn McCool quien construyó esta calzada de piedras para poder batirse en duelo contra el gigante Benandonner que vivía en Escocia. Los dos gigantes jamás se habían visto, por lo que ninguno sabía cómo era su rival. Llegado el día del encuentro, Finn, aconsejado por su mujer, se disfrazó de bebé para intimidar a Banandonner y que pensara que los niños irlandeses eran de gran dimensiones. Y así fue. Al cruzar la calzada, el gigante escocés encontró al falso bebé y pensó que si los bebés eran de tal tamaño, ¿cuán grande serían los adultos? Por lo que decidió retirarse de la batalla y regresó a Escocia, destruyendo la calzada para que el gigante irlandés no pudiera seguirle.

 



La visita se empieza desde lo alto del acantilado donde se encuentra el parking, un pub y el moderno centro de visitantes. Aquí podremos encontrar una tienda de recuerdos bien surtida, una exposición donde se explica la formación de las columnas, los WC y la cafetería.

Desde allí podemos escoger una de las cuatro rutas a pie (clasificadas por colores, según el nivel de dificultad) para hacer la visita. Yo recomiendo la ruta alta, la más larga, ya que las vistas de la bahía y del acantilado son espectaculares. Eso sí, si vas con carritos o tu movilidad es reducida lo mejor es tomar el camino asfaltado (carretera) de sólo un km de longitud. Además existe un servicio de autobús que conecta el centro de visitantes con la propia calzada. El precio del viaje es de una libra.

En mi caso, opté por el camino más largo para la ida y la vuelta la hice en el autobús (por falta de tiempo). Comí un bocata, que ya llevaba preparado de casa, sentada en una de las columnas mientras disfruté del paisaje. Para mi es la mejor opción, sobre todo si no se dispone de mucho tiempo. Hay que calcular unas dos horas y media para hacer una visita completa y sin prisas de toda la zona. En verano la zona suele estar llena de turistas por lo que hay que tener en cuenta las colas que se forman para los autobuses, el wc, la cafetería, etc. El clima en Irlanda del Norte, sobre todo en la costa, es bastante cambiante, por lo que se recomienda llevar un buen chubasquero o cortavientos, por si las moscas...
Con el precio de la entrada viene un audioguía (es de los modernos que incluyen pantalla) y las explicaciones son amenas e interesantes, no se hace pesado. Adultos: 8,5 libras y niños 4,5 libras.


La visita  ala la Calzada hice con un tour de la compañía www.giantscausewaytours.ie Salimos a las 6:30 desde el Trinity College de Dublín y regresamos sobre las 19:00. Durante el trayecto también visitamos el "Puente de Cuerda" (Carrick-a-rede), Belfast y la costa de Antrim que es preciosa. Es una excursión bastante pesada debido a la cantidad de km que recorres en un día, pero a mi me mereció la pena. Consejo: para los que hagáis un tour desde Irlanda no olvidéis cambiar libras. Recordad que en Irlanda del Norte no aceptan euros.

No dejéis de visitar la impresionante “Calzada del Gigante”, sin duda, uno de los lugares más espectaculares que he visto jamás. Una maravilla de la naturaleza.





2 comentarios:

Foro de Viajes dijo...

Curioso lugar, el mundo nunca deja de sorprendernos con nuevos rincones! Hay tanto por ver y descubrir...

Buscador Hoteles dijo...

Qué maravilla geológica, parece mentira, el planeta no deja de sorprendernos con su toque de artista, parece de películas

Publicar un comentario